sábado, 2 de abril de 2011

¿Cómo llegué a un callejón sin salida?





Bailando entre un montón de desconocidos
Intentando no recordar nada.
Ahogando  todas mis heridas
No quiero pensar en el mañana.
¿Cómo llegue aquí? Yo no recuerdo nada.
¿Qué haré después de aquí? Ya no me importa nada. Dicen que entre al mejor año de mi vida Pero yo solo me siento como en un callejón sin salida.

Es extraño, como antes lo tenía todo asegurado
haciendo mis planes porque en el futuro ya todo habría mejorado
y es que mira niño, yo no entiendo
cuando esa inocencia y felicidad termino muriendo.
Ahora todos esos buenos recuerdos se ven muy lejanos
intento volver a ser como antes, pero mis intentos son en vano.
Y es aún mas extraño, como lo que un día jure no ser
es todo lo que en un espejo mis ojos pueden ver.
¿Dónde quedó mi esperanza? O ¿Dónde quedó mi fe?
¿Dónde quedó esa persona que un día juré conocer?
Puedo echarte la culpa, te fuiste sin ninguna duda
pero sería una hipócrita al negar
todas las sonrisas que un día me lograste sacar
y toda la esperanza y amor que por un tiempo sanó mi dolor.

¿Dónde quedaron todos esos “amigos”
esos con los que empecé a crecer,
que prometieron siempre estar conmigo?
Yo no los puedo juzgar,
porque ellos crecieron, algo que no quiero ni puedo evitar.
Y tampoco los puedo odiar
por que en mis años dorados yo huí sin mirar atrás.
Y lo único que hago es mirar por la ventana
intentar encontrar una solución, o solo esperar a mañana.
Tal vez  será un día mejor, o tal vez no cambie nada,
pero es que ya no quiero seguir viviendo como un fantasma,
con demasiado dolor, sin aferrarme a nada
riendo falsamente, pero por dentro no entiendo nada.
Pero tampoco puedo huir,
tuve demasiados sueños como para irme sin nada,
y puede que si me voy, me pierda de lo mejor
por que se que si me voy, de la muerte no se tiene solución.

Y entonces me pregunto, ¿quién será que me salve?
¿Cuánto tendré que esperar? Creo que viene un poco tarde.
¿Será la soledad lo que me este esperando?
no me parece justo, nunca he hecho nada tan malo.
Aunque quizá así sea mejor, así nadie me terminara odiando,
pero se que me voy a arrepentir,
un día cuando mire atrás y  vea de todo lo que me perdí.
Y he aquí mi gran dilema
estoy esperando a que llegue algo que valga la pena,
¿será que ya está aquí y no me he dado cuenta?
oh dios, ayúdame a quitarme de los ojos esa gran venda.

1 comentario:

  1. A mi me ah encantando (:
    me siento identificada

    ResponderEliminar